SCT adeuda indeminizaciones a campesinos de Tihuatlán

Por José Martín
Poza Rica, Ver.- Desde hace nueve años, los campesinos de 17 comunidades de Tihuatlán exigen que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) los indemnice y les reparare sus caminos que resultaron dañados por la construcción de la autopista México – Tuxpam.

Tras la realización del tramo carretero Tuxpam – Nuevo Necaxa, la SCT les causó afectaciones en sus parcelas, dañó sus cultivos y accesos que enlazan a las comunidades que se ubican sobre la ruta carretera Zapotalillo – Maravillas.

Entre los acuerdos pactados, en diversas ocasiones, fue reacondicionar los caminos que quedaron obstruidos por tierra, piedras y restos de material de construcción, pero hasta la fecha los accesos siguen dañados. Esas terracerías eran utilizadas por los ejidatarios para transportar sus productos de campo desde las zonas rurales a sitios comerciales de Tihuatlán, así como para trasladar a sus familiares enfermos hacia las clínicas y hospitales de Poza Rica.

Otro de los beneficios acordados fue reconstruir los accesos entre las rancherías y la construcción de puentes peatonales y vehiculares en algunas zonas rurales quedaron divididas tras la construcción de la autopista México – Tuxpam.

Las autoridades de la STC quedaron formalmente de dar una respuesta las peticiones de los inconformes en el transcurso de esta semana. De lo contrario, los campesinos bloquearán nuevamente las casetas de cobro en la autopista México – Tuxpam.

En otros temas, y de acuerdo con información proporcionada por las autoridades de Política Regional, la semana pasada, la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) depositó recursos económicos al Ayuntamiento de Tihuatlán para que construya obras en las localidades que resultaron contaminadas y afectadas con el derrame de crudo.

La fuga del aceite perjudicó a un promedio de 80 trabajadores del campo de las comunidades de Miahuapan, Palo de Rosa, Constitución, Antonio Manuel Quirazo, La Antigua, Ojo de Agua, Benito Juárez y Kilómetro 17.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *