Ayuntamiento niega apoyos a 30 familias pobres

Por José Martín
Poza Rica, Ver.- El Ayuntamiento ha negado apoyos y obras a un promedio de 30 familias de la colonia Las Ánimas a pesar de que los vecinos carecen de servicios públicos y de ser de escasos recursos económicos.

Sus casas están construidas con maderas, palos y láminas y bolsas. Algunas están al borde de un barranco, con pisos de tierra; las personas no tienen empleos formales, otros recolectan plásticos y cartón para venderlos.

Aún con esas necesidades, el gobierno municipal les niega el apoyo argumentándoles que el área donde construyeron sus viviendas está catalogado como zona residencial, y además, porque algunos carecen de las escrituras de sus terrenos o rentan.

La señora Alberta Varela Huerta, una de las inconformes, declaró que en diversas ocasiones han solicitado beneficios como son la construcción de cuartos dormitorios, pero hasta la fecha no les cumplido, principalmente a quienes viven entre las calles Jazmín, de la Rosa y Azucena, por mencionar algunos.

Incluso – dijo – los funcionarios municipales prometieron entregarles materiales de construcción, hace seis meses, pero tampoco les cumplieron, situación que los mantiene descontentos, ya que sólo ven que en otras colonias, con rezago social similar a la de sus sector habitacional, los vecinos los benefician.

Otra de las vecinas quien se identificó como Elizabeth Pérez Eugenio explicó que los argumentos de las autoridades es que el área donde fincaron sus casas está registrada como una zona residencial, con el que consideran que las familias tienen más posibilidades económicas para solventar sus gastos y tener viviendas dignas.

Mientras que a otros lugareños les niegan los apoyos debido a que carecen de las escrituras de los predios donde residen, ya que solo están como posesionarios del terreno o viven en domicilios prestados o rentados.

“Mi casa es de madera, la verdad. Pero yo no sé porque nos hacen a un lado porque han venido a censarnos, pero nos piden escrituras, y otros papeles, pero la verdad no los tenemos a la mano. Las personas que vinieron porque nos iban a apoyar, ya no vinieron”, expresó muy molesta la señora al señalar que su hogar es de madera, techado con láminas, ubicado sobre la avenida Nardos de la colonia Las Ánimas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *