Escuela de enfermería, el dilema entre alumnos y maestros

Un análisis…entrepalabras

Poza Rica, Ver.- Un grupo de jóvenes protestó para exigir la reanudación de clases y liberación de la Escuela Profesional Técnica de Enfermería que permanece tomada por los maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de la sección 56, quienes demandan la destitución de la encargada de la dirección de ese plantel educativo, Irma Morales Espinoza, por presuntamente acosar laboralmente al personal, abusar de su autoridad e incurrir en actos de corrupción.

Lo curioso del caso es que los estudiantes “inconformes” fueron liderados por el alumno Carlos Isaí Cordero González quien a principios de mayo de este año 2019 encabezó la toma de instalaciones de esta misma institución donde también participaron los profesores agremiados al Sindicato Independiente de los Trabajadores de la Educación Unificados en Veracruz (SITEUV).

Fue entre el pasado 2 de mayo cuando los alumnos y un grupo de académicos cerraron los portones principales de esta casa de estudios para impedir la destitución de la encargada de la dirección, Irma Morales Espinoza, quien era investigada por la Fiscalía General del Estado (FGE) por las lesiones de traumatismo craneoencefálico que sufrió un estudiante al caer de la azotea del segundo piso mientras pintaba las paredes de la escuela.

En esas fechas, demoraron casi una semana para liberar el plantel educativo, mientras tanto, las clases las suspendieron, y ningún alumno se manifestó en contra de ese paro laboral con la que lograron retener el nombramiento de la funcionaria.

Ahora, este miércoles 14 de agosto, Carlos Isaeí Cordero organizó una manifestación pacífica junto con sus compañeros para exigir que los maestros del SNTE de la sección 56 liberaran las instalaciones educativas, y reanudaran las actividades escolares porque ellos están a favor de que Irma Morales Espinoza continúe como encargada de la dirección de la Escuela Profesional Técnica de Enfermería.

Hasta Carlos Isaí Cordero González se encargó de hablar a los periódicos impresos principales de Poza Rica para que fueran “testigos” de la protesta que harían frente a los docentes que exigen la destitución de Irma Morales por acosar laboralmente a los empleados, abusar de su autoridad e incurrir en actos de corrupción, así como por la falta de rendición de cuentas de las cuotas escolares de los últimos siete años.  

La manifestación que hicieron no duró mi diez minutos, que incluso después de declarar públicamente ante los medios de comunicación, posaron para fotografiarse con poses o autorretratarse frente a los docentes que mantienen bloqueado esta casa de estudios, ubicado en el fracionamiento Las Palmas.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *