A dos años del sismo, aumentan daños en escuela

Por José Martín

Poza Rica,  Ver.- Entre paredes y pisos cuarteados en uno de los salones, un total de 32 alumnos reciben sus clases en el Jardín de Niños «Rafael Alberti», de la colonia Francisco I Madero, el cual quedó dañado por el sismo ocurrido hace casi dos años.

La directora del plantel educativo, Olga Lilia Reyes García declaró que por la falta de reparación, en los últimos meses, las grietas se acrecentaron en los muros y las paredes de la escuela, por lo que temen ocurra una tragedia en cualquier momento.

Tras el temblor registrado en septiembre del 2017, las autoridades del gobierno arribaron a la institución para realizar un diagnóstico sobre las afectaciones. Elaboraron un dictamen, pero hasta la fecha no han tenido respuestas favorables para subsanar los deterioros.

“Las grietas se han abierto más y como que ha habido asentamientos y eso ha dañado más… las paredes y en lo que es el piso de la plaza que tenemos en la entrada de los salones”, expuso la maestra Olga Lilia Reyes.

Pero este jueves, el salón más dañado expulsó un ruido extraño, por lo que las maestras consideraron que los daños están empeorando más en la infraestructura educativa. Ante el temor y los riesgos por las afectaciones, solicitarán un nuevo diagnóstico por parte de la dirección de protección civil municipal para conocer las condiciones reales en las que se encuentra el jardín de niños.

El preescolar Rafael Alberti se ubica sobre la carretera Parque de las Américas sin número en la colonia Francisco I. Madero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *