Denuncian maltratos y abusos de instructora de ballet

Por José Martín

Coatzintla, Ver.- Con un cigarro, la instructora de gimnasia rítmica, Aldobrandesca H. M. habría quemado el brazo de una de sus alumnas del grupo de ballet de la Casa de Cultura del municipio de Coatzintla.

Además, un día después de la supuesta agresión, la entrenadora se habría burlado de la niña enfrente de sus compañeras, y hasta la expulsó de la agrupación por negarse a continuar con sus clases.

Por las presuntas agresiones y el maltrato que recibió la estudiante presenta traumas psicológicos y hasta decayó en su rendimiento escolar.

Esos hechos habrían sucedido la semana pasada en Coatzintla, pero apenas los padres decidieron, bajo el anonimato, denunciar públicamente a la maestra para advertir al resto de los papás del problema que existe con las alumnas de gimnasia.

Una de las mamás acusó que la instructora, además de haber supuestamente quemado a la menor, también maltrata, humilla y ofende a niñas de entre 5 y 13 años de edad que están bajo su tutela. También las tiene presuntamente amenazadas con expulsarlas si no hacen lo que les pide o si se atreven a denunciarla.

Otra de las madres de familia declaró que la maestra le debe más de 10 mil pesos que le prestó para cubrir los gastos de viajes, trajes y otras cooperaciones que hacen las alumnas para poder ir a competir a otras regiones de Veracruz e incluso en otros estados del país.

Además por cada alta o baja que realicen las alumnas les cobra 270 pesos, y por cada media hora extra que trabaje pide 500 pesos adicionales a los mil pesos mensuales que sufragan los papás. Hace cinco meses les cobró seis mil para supuestamente inscribirlas al Club de Oro de Gimnasia Rítmica de Veracruz, con la intención de que tengan más oportunidades de competir en otros lugares.

Sin embargo las mamás inconformes investigaron y comprobaron que sus hijas no aparecen en la lista de alumnos aceptados en esa agrupación: de igual forma la entrenadora no habría entregado comprobantes del dinero que recibió a través de una tarjeta bancaria.

Las madres de familia aún conservan los comprobantes de depósito que hicieron a la maestra entre febrero y marzo de este año, y afirman se niega a devolver los recursos económicos que cobró a nombre del Club de Oro que dirige la docente Claudia Lizeth Torres Cruz.

Inicialmente eran 20 estudiantes y actualmente sólo quedan ocho debido a las condiciones en que las trata. Quienes no puedan pagar las cuotas son expulsadas del grupo, por esa situación los padres solicitaron la destitución de la maestra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *