Amenazan de muerte a padre que denunció abuso sexual hacia su hijo

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Un joven declaró que es amenazado de muerte y hostigado por los familiares de su ex esposa tras haber denunciado ante la Fiscalía General del Estado (FGE) que su hijo, de sólo 4 años de edad, sufría abuso sexual por parte de su padrastro.

Con documentos y fotografías en manos, el señor Neftalí Olivares Hernández señaló que teme por su vida, y además dijo estar cansado de los hostigamientos y las difamaciones que le han hecho a través de las redes sociales donde lo acusan de ser un “huachicolero”, y donde también involucran a sus padres y un hermano.

En rueda de prensa, el padre de familia acusó que los papás de su ex esposa, Indira Itzel Juárez García y algunos vecinos de la colonia División de Oriente, han creado una campaña de desprestigio, llamadas telefónicas para hostigarlo y hasta acusaciones de secuestros hacia su propio hijo cuando lo retuvo durante algunos días tras notar que el menor de edad presentaba lesiones en su pene.

Los hechos fueron descubiertos por la abuela materna, Marleni Hernández Leines, el pasado 31 de mayo del 2019. En aquella fecha, ambos recurrieron a la FGE para denunciar a la actual pareja sentimental de su ex mujer, Junior J. P., quien recientemente había ingresado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Tras ocho meses de investigaciones y con estudios médicos y psicológicos, apenas el pasado viernes de este año las autoridades ministeriales ejecutaron la orden de aprensión en contra del presunto responsable, y enviado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Poza Rica.

“El mismo niño lo dice, señala a él (Junior J.), lo acusa de abuso sexual. Junior está en la cárcel, y exijo que pague por lo que le hizo a mi hijo, pero la mamá no sé por qué se empeña en liberarlo. Mi hijo le dice, pero no le cree”, reprochó el señor Neftalí Olivares quien denunció públicamente las amenazas y acusaciones que padece por parte de sus ex suegros y los vecinos de su ex esposa, Indira Itzel.

Sin embargo, Neftalí Olivares indicó que frecuentemente le llaman por teléfono para amenazarlo de muerte, y hostigarlo.  “Hace cinco meses dejé de ser taxista porque me llegaron muchas amenazas de muerte por parte los familiares de Indira. Yo le pido al juez que me escuche, que me entienda lo que le han hecho a mi hijo”.   

Actualmente el menor de edad permanece bajo el cuidado y la custodia a Neftalí Olivares. Advirtió que cualquier situación que le ocurra a él y a sus familiares responsabiliza a Neftalí Olivares y sus vecinos de la colonia División de Oriente.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *