Igual petición hace al gobierno del país europeo, pues todos están obligados a la erradicación de todo tipo de violencia contra las mujeres

ENLACE VIDEO:
https://www.youtube.com/watch?v=XIPMPwV3Ey4&feature=youtu.be

El Grupo Parlamentario del PRD, en voz de la diputada Norma Azucena Rodríguez Zamora, demandó al Gobierno Federal y a la Secretaría de Relaciones Exteriores intervenir para la pronta recuperación de los hijos de la señora Alma Cecilia Contreras Soto, retenidos ilegalmente por su marido en Italia.

En conferencia de prensa, la legisladora federal por Veracruz solicitó igualmente la colaboración de las autoridades italianas para resolver esta injusticia, pues todos los gobiernos de todas las naciones están obligados a la erradicación de todo tipo de violencia contra las mujeres.

Acompañada de sus compañeras del PRD, Verónica Juárez Piña y Guadalupe Almaguer Pardo y legisladoras de otros grupos parlamentarios, denunció que Contreras Soto no ha sido atendida en su reclamo y que, por el contrario, ha sido revictimizada de dos años a la fecha.

Alma Cecilia Contreras, originaria de León, Guanajuato, puso a disposición de las autoridades correspondientes documentos oficiales, fotos, videos, registros y mensajes para sostener su denuncia y reclamar el regreso de sus hijos.

Narró que hace algunos años conoció al italiano con quien poco después formalizó la relación en la nación europea. El sujeto, sin embargo, empezó a violentarla a los dos meses, incluso sexualmente antes de nacer el hijo de ambos, por lo que ella decidió regresar a México.

Para impedirlo, la violencia del marido subió de tono y se presentó en forma de retención de pasaportes; nacimiento forzado del niño en Italia; amenazas de suicidio del marido luego de matarla a ella y a los niños; insultos hacia ella de parte la familia de él, y hasta el internamiento de ella en un hospital siquiátrico.

Para esto último y durante dos años, él la obligó a acudir con siquiatras con quienes previamente acordaba el “diagnóstico” de que estaba loca y necesitaba fármacos.

Cuando el marido fue comisionado por su gobierno a otra nación, ella acudió a un centro antiviolencia para tratar de enuncia y escapar, pero con la mala suerte de que en éste laboraban amistades de su suegra, quien con ayuda policíaca la internó en el hospital siquiátrico donde trabaja desde hace 40 años.

Durante su estancia de 19 días en dicho lugar y sin estudio alguno le diagnosticaron “psicosis paranoica”, la acusaron de ser “madre terrible” y, sin darle oportunidad legal para defenderse, le suspendieron sus derechos.

De nada valió que la embajada mexicana tuvo conocimiento de su situación ni el testimonio de su hija de que era amorosa y excelente madre, por lo que quería regresar con su hermanito a su lado. Pese a ello los separan definitivamente.

Dos años después ella aun toca las puertas de los gobiernos local, estatal y federal para que se le asista jurídicamente a fin de poder recuperar a sus hijos.

“Hago la petición al canciller Marcelo Ebrard, al Presidente López Obrador, para que por favor me ayuden a recuperar a dos niños que han sido vulnerados en todos sus derechos por un hombre violento que los usó como arma para destruir a la mujer que debía amar y proteger”, exclamó Contreras Soto.

La diputada Rodríguez Zamora señaló que evidentemente se le violentaron sus derechos y el interés superior de sus hijos al prohibírseles contacto alguno.

Recordó que desde el pasado 10 de noviembre propuso un punto de acuerdo para exhortar a la Secretaría de Relaciones Exteriores y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos a dar asistencia consular, jurídica y representación a la ciudadana Alma Cecilia Contreras Soto con base en al artículo 68 del Reglamento de la Ley del Servicio Exterior Mexicano.

Confió en que el Gobierno Federal cumpla su compromiso defender los derechos de las mujeres que son violentadas física, psicológicamente o sexualmente, como en este caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *