Solicitan apoyo para reconstruir el acceso hacia el río Cazones

Por José Martín

Tihuatlán, Ver.- Desempleados y sin el sustento económico para sus familias permanecen un promedio de 27 prestadores de servicios turísticos de la comunidad Zacate Colorado ante la contingencia sanitaria causada por la pandemia del virus Covid-19.

El representante de los palaperos de esa zona rural, Doroteo Tomás Mendoza declaró que, desde hace ocho meses, el coronavirus les ha impedido laborar en esa área turística de Tihuatlán, ubicada en los márgenes del río Cazones.

Dijo que, a pesar de ser un empleo temporal, principalmente durante las vacaciones, las palapas representan un ingreso económico significativo para varias familias de Zacate Colorado, pero lamentó que, por la crisis sanitaria, tuvieran que cerrar sus establecimientos.

“Esperamos que este 2020 o el próximo año podamos ya trabajar, claro, respetando las indicaciones de las autoridades de la Secretaría de Salud (SS)”, expuso el señor Doroteo Tomás al salir del Palacio Municipal donde acudió a solicitar la reconstrucción del acceso hacia el río Cazones.

Acompañado por un grupo de palaperos, el representante de los prestadores de servicios indicó que ante la proximidad de “Semana Santa”, es necesario ampliar y rehabilitar casi 200 metros lineales del camino que comprende la calle Pozo 102 para garantizar el acceso de las personas hacia esa zona reconocida por los visitantes de las localidades de Tihuatlán y las colonias de Poza Rica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *