Por José Martín

Poza Rica, Ver.- El pasado fin de semana más de 3 mil vendedores ambulantes sufrieron pérdidas económicas incuantificables tras la implementación de las medidas restrictivas de movilidad y recortes de horarios laborales en los establecimientos, afirmó el dirigente de un grupo de comerciantes del Parador Urbano y de tianguistas de Poza Rica, Cirilo Sosa. 

El líder de acusó que las autoridades estatales y municipales no han sido parejos con las restricciones ya que únicamente los locatarios informales fueron obligados a no laborar durante cuatro días. 

“No ha sido pareja la autoridad con todos porque en el caso de los ambulantes, con el decreto del gobierno, los únicos que sacrificaron fue a los tianguistas, a los ambulantes, los de siempre, mientras que en las calles de la colonia Obrera había comercios abiertos”, reprochó Cirilo Sosa quien consideró que el decreto hecho por las autoridades estatales sólo perjudica a los puestos informales de la ciudad. 

También lamentó que las sucursales de cadenas comerciales nacionales y extranjeras, impera la aglomeración de personas ya que forman filas para poder ingresar a estos establecimientos mientras que a los ambulantes les prohíben laborar en la vía pública, lo que representa pérdidas económicas para las familias del comercio informal. 

“Yo no sé de qué privilegios gozan ellos, (sucursales comerciales), que se les permite mientras siempre al más jodido es con los que hacen los programas (restricciones de movilidad)”, refirió el representante de ambulantes del Parador Urbano, y además de los comerciantes en pequeño, y algunos de los tianguistas de la zona conocida como “Plaza 52”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *