Cuando el enemigo duerme en casa

En su debut como gobierno municipal del partido de Morena no le ha ido tan bien con el petrolero jubilado, Francisco Javier Velázquez Vallejo. No sólo las obras de mala calidad han marcado a la administración, sino también los actos como moches a constructoras, influyentismo, compadrazgos y nepotismo entre los servidores públicos.

Pero el tiro de gracia para el gobierno de Poza Rica y del propio alcalde tiene un nombre y apellido: Francisco Javier Velázquez Straffon, hijo del presidente municipal; un personaje caracterizado por denostar, denigrar y agredir verbalmente a las personas que señalan y critican los errores de la actual administración que dirige su papá, Francisco Javier.

Siendo académico de una universidad privada en Poza Rica, el junior ha utilizado las redes sociales, con nombre propio y hasta con perfiles falsos, para atacar a quienes él llama, conservadores, vendidos y traicioneros.

Pero se le olvida que, para que su papá ganara la presidencia municipal, negoció con el ex diputado federal del PRD, Leonardo Amador Rodríguez, a quien, una vez asumido el cargo, el gobierno de Morena le cedió las principales direcciones municipales del Ayuntamiento, cargos que son desempeñados por operadores políticos del Sol Azteca.

En los casi cuatro años que su padre es presidente municipal, Francisco Javier Straffon y sus aliados, empleados de la dirección de comunicación social del ayuntamiento, ha atacado y denigrado a mujeres, comerciantes, periodistas y líderes de organizaciones.

Ahora, el junior enfrenta una denuncia ante la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia, Mujeres, Niñas y Niños, y Trata de Personas, bajo la carpeta de investigación 415/2020/ESP4, por agresión, acoso y hostigamiento en contra de la periodista, Lidia López.

De la propia gente de Morena se han filtrado información de que esa denuncia le pegó más al gobierno de Francisco Javier Velázquez al grado de que ahora es una carga negativa para Morena que, al menos en Poza Rica, es considerado como un partido intolerante y represor contra quienes se atreven a señalar los malos manejos de la actual administración local.

También hay rumores de que, tras el fracaso de Morena en el gobierno de Poza Rica, en estas elecciones, el partido le apostará al candidato que lo abandere en el municipio de Tihuatlán, desde donde buscan empezar de cero porque en esta ciudad petrolera, Francisco Javier y su pandilla mancharon el nombre del Movimiento de Regeneración Nacional, desde que pactaron con políticos “chapulines”, la corrupción, el nepotismo y la intolerancia del junior sobre el ejercicio público que ha hecho su papá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *