Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Bajo el frío, durante la madrugada, una bebé recién nacida fue abandonada en una de las calles de la colonia Independencia. Uno de los vecinos la rescató, llamó a la policía y una ambulancia la trasladó al Hospital Regional de Poza Rica para su valoración médica. 

Aproximadamente a las 05:50 de la mañana, el señor Rodolfo Pedrín Alpirez escuchó los llantos de la menor que provenían de un bote de la basura, pero al salir notó que no había personas. 

A unas cuatro casas más adelante de su domicilio, Rodolfo, acompañado por su esposa, hallaron a la pequeña envuelta en una cobija, dentro del contenedor, y a un costado, le dejaron una bolsa que contenía un bote de leche y el biberón. 

Al notar que se encontraba sola y expuesta al frío, ambos llamaron al número de emergencias para solicitar ayuda; minutos después arribaron los elementos de la Policía Estatal y una ambulancia de la Cruz Roja. Tras realizar una revisión preliminar, los paramédicos  indicaron que la menor tenía entre dos a tres días de nacida. 

También informaron que se trataba de una niña, y que por las condiciones en que fue encontraba, era necesario llevarla al hospital para una valoración médica más completa y descartar posibles secuelas por pasar tiempo a bajas temperaturas y en un bote de basura. 

Los hechos ocurrieron en la privada General Anaya de la colonia Independencia, a una cuadra del bulevar Adolfo Ruiz Cortines y la plaza Garibaldi.

Fue internada en el Hospital Regional de Poza Rica.  Las autoridades médicas prefirieron reservar la información a los medios de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *