Por José Martín

Papantla, Ver.- A casi dos años de permanecer en una fosa común en el estado de Puebla, los restos de la joven Ivonne Reyes Cruz por fin fueron entregados a sus familiares, vecinos del municipio de Papantla. 

El pasado jueves 18 de febrero , la familia de Ivonne recibió los restos para realizarse su respectiva velación y cristiana sepultura. 

El pasado 31 de marzo del año 2019, a través de las redes sociales, la Comisión Estatal de Búsqueda del estado de Veracruz (CEB) reportó la desaparición de la víctima quien apenas tenía 27 años de edad. 

Unos meses después, en noviembre de ese mismo año, su cuerpo fue localizada en las inmediaciones de la localidad de Venustiano Carranza, perteneciente al estado de Puebla. 

El reporte forense indicó que la muchacha murió por traumatismo craneoencefálico. Al no estar identificada, fue depositada en una fosa común en La Uno, Puebla. 

Pero transcurrieron varias semanas para que la FGE de Veracruz y en coordinación con las autoridades de Puebla, procedieran a la identificación del cadáver mediante unos análisis de ADN, lo que permitió confirmar que se trataba de Ivonne Reyes Cruz, originaria de la ciudad de Papantla.

Mientras tanto, la Fiscalía no ha mostrado avances en las investigaciones sobre la desaparición y muerte de Ivonne, quien dejó huérfana a una niña de tan solo tres años de edad en ese entonces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *