Por José Martín
Tihuatlán, Ver.- Durante el primer trimestre de este año 2021, las autoridades militares han localizado y sellado un promedio de 11 tomas clandestinas dedicadas al robo de combustible entre los municipios de Tihuatlán y el puerto de Tuxpan.

De acuerdo con información proporcionada por mandos castrenses, el poliducto Tuxpan – Poza Rica es la principal instalación de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) que presenta instalaciones de «chupaductos» para la sustracción ilegal de hidrocarburos en la región.

La mayoría de los hallazgos de tomas clandestinas han sido durante los recorridos de vigilancia que implementan los elementos del Ejército Mexicano, la Secretaría de Marina Armada de México (Semar) y la Guardia Nacional (GN).

En días pasados, los guardias del Departamento de Seguridad Física de Pemex clausuraron otra toma clandestina en el poliducto Tuxpan – Poza Rica, que fue localizado por el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) mientras recorrían zonas donde prevalecen líneas subterráneas de Pemex.

La toma clandestina fue hallada en la comunidad Países Bajos de la ciudad de Tuxpan, donde localizaron una excavación dentro de un predio, una válvula al poliducto de 8 pulgadas Tuxpan – Poza Rica.

Los militares solicitaron la presencia del área de seguridad y vigilancia, así como de la propia empresa productiva del estado para realizar los respectivos trabajos y el retiro de las conexiones para evitar que los “huachicoleros” continúen sustrayendo ilegalmente el combustible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *