Por José Martín 

Papantla, Ver.- Una fuga de hidrocarburo y escurrimientos de químicos mantienen contaminados las parcelas agrícolas y el arroyo El Frijolillo del ejido Emiliano Zapata. Los habitantes exigen la intervención del gobierno de Veracruz para obligar a Pemex y a la compañía venezolana Oleorey reparen y saneen las zonas afectadas para evitar más daños y perjuicios a las familias. 

La mañana de este martes 20 de abril, los pobladores reportaron filtración de crudo en el tanque de almacenamiento instalado en el pozo petrolero marcado con los números 35, ubicado en la entrada a las turbinas del quemador que opera en esa localidad, y que también ha generado inconformidad entre los vecinos.

La espesa mancha negra cubrió el terreno donde se ubica el yacimiento de  petróleo, y al paso de las horas comenzó a adentrarse a los cultivos de maíz, plátanos y entre otras cosechas que se ubican en las inmediaciones del quemador de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esas instalaciones petroleras son operadas por la compañía Oleorey, proveniente de Venezuela, misma que desde hace varios años mantiene un conflicto con los pobladores de Emiliano Zapata debido a una fuga constante de aguas congénitas que escurren en el arroyo «El Frijolillo», el cual ha causado la muerte de ganado, y contaminación en campos agrícolas. 

En esa misma zona rural, los habitantes reportaron la presencia de un químico altamente dañino conocido como «sosa cáustica» que se ha expandido en más de cinco kilómetros a través de las corrientes de agua del riachuelo «El Frijolillo». Los inconformes acudieron a Pemex para solicitar el saneamiento, sin embargo, la empresa productiva del estado negó utilizar ese material en sus instalaciones petroleras. 

Por esa situación, las familias piden la intervención del gobierno del Estado para exhortar a las empresas a que realicen los trabajos de limpieza en el lugar con la intención de que se eviten tragedias en la población, y evitar muertes de ganado o animales de corral en el ejido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *