Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Una mujer de la colonia Insurgentes Socialistas sufrió quemaduras de segundo y tercer grado tras ser alcanzada por un “flamazo” que ocurrió mientras los trabajadores de la empresa “Gas Fast” rellenaban un cilindro. La víctima permanece hospitalizada en la clínica 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y los responsables huyeron del lugar de los hechos.

Se trata de la señora Teodora Santiago Ramírez, de 66 años de edad, quien al momento de la “explosión” se encontraba cocinando en un fogón, preparando unos tamales que más tarde vendería entre sus vecinos.

La joven Claribel Cerda Ávila, nieta de Teodora, declaró que el accidente se originó porque los trabajadores de “Gas Fast” omitieron las medidas de seguridad, y durante las maniobras para rellenar el contenedor las realizaron a escasos metros de un fogón que permanecía encendido.

Unos segundos antes del “flamazo”, los familiares de la persona lesionada, se percataron de que había fuga de gas entre la pipa distribuidora o el cilindro, sin embargo, los obreros de la compañía continuaron con el trabajo hasta que ocurrió el estruendo.

“Se puede ver ahí en el cilindro que dejaron conectado parte de una válvula de la manguera que ellos manejan, y pues no fue culpa de nosotros. Sino que al parecer se les zafó la válvula, no lo controlaron a tiempo y eso fue lo que hizo que se expandiera todo el gas, y el flamazo que se dio”, expuso Claribel Cerda al lamentar que la gasera, hasta el momento, no se han responsabilizado del incidente.

Las flamas alcanzaron más de 2 metros de altura, y a sus alrededores quemó bolsas de plástico, cableado, mangueras y hasta un ave que se encontraba cerca del sitio. Las plantas y las hojas de algunos árboles también fueron afectadas por el fuego. 44

Los hechos ocurrieron por la tarde de ayer, martes 18 de mayo, aproximadamente a las 17:45 horas de la tarde en la calle Rafael Suárez Ruiz número 115 de la colonia Insurgentes Socialistas.

Al ver estos hechos, los empleados de la empresa gasera sofocaron el fuego con un extintor e inmediatamente se fugaron del sitio para evitar responsabilizarse de los gastos médicos de la señora Teodora Santiago, así como de los daños en las cosas materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *