Por José Martín

Poza Rica, Ver.- La Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV) sigue sin reparar los daños que causó en una calle recién pavimentada que costó más de 3 millones 200 mil pesos. Desde hace varios meses dejó dos socavones a cielo abierto donde transitan un promedio de 500 personas. 

Vecinos de la colonia Fausto Dávila Solís denunciaron públicamente que la dependencia estatal destrozó el concreto hidráulico que hace un año les construyó el ayuntamiento, después de gestionar y esperar durante varias décadas, la rehabilitación del acceso, el cual ahora es un peligro para las familias. 

Los inconformes explicaron que los trabajadores de la CAEV rompieron el pavimento de la vía pública con argumentos de que repararían una fuga de agua que presentaba la tubería que abastece del vital líquido a varios domicilios, sin embargo, sólo causaron daños al acceso, frente a sus domicilios. 

Se trata de la calle Monterrey de la colonia Fausto Dávila Solís, que sólo permaneció intacta unos cuantos meses, pero en menos de un año, la CAEV procedió a romper la pavimentación mientras los ciudadanos están expuestos a sufrir accidentes, caídas, lesiones y hasta la muerte. 

De acuerdo con información publicada por el gobierno de Poza Rica, esa obra constó la construcción de un pavimento hidráulico, guarniciones y banquetas de la calle Monterrey, entre los accesos Pozo Pemex y Francisco Villa, cuyo costo fue de 3 millones 241 mil 597 pesos, en beneficio de 500 personas. 

El pasado 27 de agosto del 2019, un joven de 25 años de edad, murió al caer en un socavón que la CAEV dejó sobre la calle Manuel Acuña de la Parcela 14. Hasta la fecha, ninguna autoridad respondió por el fallecimiento del conductor de la moto que provenía de la comunidad Escolín de Olarte del municipio de Coatzintla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *