Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Por falta de camas, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) comenzó a rechazar a sus derechohabientes que llegan para tratarse contra el virus covid-19; algunos son canalizados hacia el Hospital Regional de Poza Rica y otros regresan a sus domicilios por temor a sufrir complicaciones o hasta la muerte.

En días pasados, la clínica del IMSS rechazó ingresar a una paciente de coronavirus que fue trasladado por la ambulancia del Servicio de Atención Médica de Urgencias del Estado de Veracruz (SAMUV) del municipio de Coatzintla. 

Las autoridades del sanatorio argumentaron que ya no disponían de espacios para recibir y atender a la persona que presentaba complicaciones por el covid-19, situación que inconformó a los familiares de la víctima. 

Tras casi dos horas de espera, la familia del paciente decidió retornar a su hogar, con su ser querido enfermo, para buscar ayuda y ver la forma de cómo ingresarlo a otro hospital público de la ciudad. 

De manera extraoficial, con datos aportados por los propios empleados, aseguran que el área covid del Instituto Mexicano del Seguro Social se encuentra a su máxima capacidad, y por esa razón, se ven obligados a rechazar a las personas que requieran la atención por contagio de coronavirus. 

De acuerdo con información oficial, el IMSS a través de la clínica 24 y la Unidad Médica Familiar (UMF) número 73, sólo disponen de 20 camas para tratar el virus de la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *