Por José Martín

Papantla, Ver.- A cinco meses de publicar un polémico anuncio contra los Voladores de Papantla, la empresa Moneyman está en diálogos con los danzantes y las autoridades para llegar a un acuerdo y reparar el daño hacia la cultura totonaca. 

El presidente del Consejo para la Protección y Preservación de la Ceremonia del Ritual de Los Voladores, Emilio Francisco Dorantes declaró que el pasado 18 de octubre, tuvieron un acercamiento y entregaron un proyecto al apoderado legal de esta institución de préstamo para formalizar un pacto de beneficio mutuo. 

De momento – dijo – el abogado de Moneyman mostró disposición para atender y resolver satisfactoriamente la inconformidad que causó el spot publicitario en el que presuntamente denigra la ceremonia del ritual de voladores, declarada como patrimonio inmaterial de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). 

En la audiencia, como parte de la reparación del daño, el Consejo entregó un pliego petitorio que consiste en que la empresa financiera coadyuve en la preservación de la escuela de niños voladores del Totonacapan y las acciones del Consejo de Voladores, que contempla seis ejes centrales, desde la valoración, difusión, protección legal, transmisión de conocimientos y entre otros. 

“Vimos mucha aceptación con el abogado. Hay disponibilidad, y estamos en pláticas de un proyecto que entregamos para la reparación del daño. Estaremos revisando el contraproyecto que la empresa nos presente”, expuso Emilio Francisco al precisar que la próxima fecha de audiencia es el 6 de diciembre de este 2021 en las instalaciones de Indautor, localizado en la Ciudad de México. 

Francisco Dorantes aseguró que el propio apoderado legal y ejecutivos de Moneyman están interesado en visitar las instalaciones del parque temático Takilhsukut de Papantla, para cerciorarse que realmente se realizan las actividades culturales planteadas en el proyecto que les entregaron en la primera audiencia.  

Recordó que, tras la publicación del comercial hecha a finales de junio pasado, el pueblo totonaco interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz, y así como quejas ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor), para exigir una disculpa pública y la reparación del daño. 

La denuncia sólo fue contra la empresa Moneyman, mientras que con el actor, Arath de la Torre, están en gestiones para formalizar una plática con la intención de llegar a un acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *