• Agotados después de varias horas de viaje, con pésimas carreteras de Veracruz, llegaron a Papantla con ilusión de ver la zona arqueológica El Tajín, pero se decepcionaron cuando no les permitieron ingresar

Por José Martín

Papantla, Ver.- Molestos y decepcionados regresaron a sus domicilios algunos turistas del país y del extranjero que viajaron hasta Papantla ante el anuncio que realizó la titular de la Sectur, Xóchilt Arbesú Lago que de hoy abrirían las puertas de la Zona Arqueológica El Tajín, sin embargo, el acceso continúa cerrado al público.

Desde la mañana de este lunes 15 de noviembre, varios paseantes comenzaron a arribar en los pasillos principales del sitio prehispánico con la ilusión de apreciar las pirámides de lo que fue, la Ciudad del Trueno, y que desde hace más de un año permanece restringido por la contingencia sanitaria causada por el Covid-19.

Es el caso de familias provenientes de las ciudades de Río Bravo, Tamaulipas; Pachuca, Hidalgo y Tlaxcala, quienes desde muy temprano arribaron a, “El Tajín”, para disfrutar del “puente” largo del fin de semana.

Uno de los visitantes declaró que viajó acompañado de 15 familiares porque al consultar en las páginas oficiales del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) les mostró que la zona arqueológica de Papantla estaba abierta al público, pero al llegar, les negaron el acceso.

“¿A qué viene uno?, las carreteras y todo el viaje que hicimos como para venir a ver esto y cuando llegamos a la puerta, no nos dejan entrar. Las carreteras están llenas de hoyos”, reprochó otro visitante quien aseguró venir por primera vez desde Pachuca del estado de Hidalgo con la esperanza de conocer las ruinas del Tajín.

Condenó la desinformación que proporciona el INAH a través del internet.

Además, el pasado 29 de octubre, la titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Xóchitl Arbesú Lago aseguró que por acuerdo con las autoridades del centro INAH Veracruz, este 15 de noviembre abrirían la Zona Arqueológica El Tajín después de más de un año de permanecer cerradas por la pandemia y tras los daños que causó el huracán Grace.

“Nos mintieron otra vez”

Cabizbajo, desde su puesto “Artesanías Juego de Pelota”, miraba el ritual de Los Voladores, el señor Felipe de Luna Méndez lamentó que, por cuarta ocasión, las autoridades mintieran sobre la reapertura del sitio prehispánico que, para los vendedores, comerciantes y prestadores de servicios, les representa su mayor fuente de ingreso de económico.

El cierre del Tajín les causó mayores pérdidas en sus ventas tras las restricciones que ejerció la Secretaría de Salud (SS) para tratar contener los contagios de coronavirus entre las personas.

Ante la inactividad comercial, los comerciantes han solicitado apoyo del gobierno para enfrentar la crisis y a través de oficios, pidieron la reanudación de labores en la zona arqueológica, sin embargo, hasta la fecha no les responden favorablemente.

Felipe de Luna refrendó la disposición que tienen los más de 350 vendedores para apoyar al INAH en las labores de limpieza del lugar, pero también los ignoran.

Lamentó que a pesar de la crisis económica por la que atraviesan desde hace más de un año y ocho meses, ninguna autoridad les ha apoyado para mitigar los estragos.

Pero también indicó que los argumentos que dan los representantes del Instituto es por falta de un recurso financiero que requieren para reconstruir los sanitarios, la planta tratadora y algunas áreas en el interior del sitio prehispánico “El Tajín”.

Entre los pasillos de los locales se observaron algunas personas que recorrían las inmediaciones, pero por la falta de acceso, muchos se retiraron del lugar, con rostros molestos y decepcionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *