Por José Martín

Tihuatlán, Ver.- Blanca Estela, una niña de cinco años de edad, murió unas horas después de ser embestida por un camión que volcó y aplastó su vivienda en las inmediaciones de la colonia Fernando Gutiérrez Barrios.

La menor era atendida en la Cruz Roja Mexicana, pero falleció a causa de las lesiones internas que sufrió, mientras sus hermanitos y su mamá fueron trasladados de emergencia al Hospital Regional de Poza Rica, donde se reportan graves.

De acuerdo con información oficial, la unidad de carga pesada trasladaba un promedio de 8 toneladas de residuos de naranjas.

El conductor responsable del accidente huyó del lugar del accidente al ver la tragedia que ocasionó mientras transitaba por la carretera federal México – Tuxpan, en el tramo Tihuatlán – Poza Rica.

El autocamión presuntamente circulaba a exceso de velocidad lo que habría provocado que el chofer perdiera el control, y se estampara contra una casa de maderas y láminas donde se encontraba una mujer identificada como Blanca Margarita y sus tres hijos.

Por el impacto, los integrantes de la familia quedaron gravemente lesionados. Entre ellos, Javier, su hermanito de apenas ocho meses y Blanca Estela, de cinco años.

Al sitio llegaron los paramédicos, Policías Estatales y elementos de la Guardia Nacional (GN).  

Del conductor, las autoridades, confirmaron que huyó del lugar, por lo que el caso fue atraído por la Fiscalía General del Estado (FGE) para dar con el responsable y deslindar responsabilidades.