Por José Martín

Papantla, Ver.- Por segunda ocasión, maestros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de la sección 32 tomaron la Supervisión Escolar de Educación Preescolar Indígena número 695 para rechazar y desconocer a la profesora, Guadalupe Bastián Méndez como su supervisora.

Apenas, la semana pasada, liberaron las instalaciones educativas después de permanecer en huelga durante más de un mes ante el rechazo de la destitución del ex supervisor, José Pérez Morgado.

Con lonas y pancartas en manos, un promedio de 45 docentes y tres asistentes educativos bloquearon la sede educativa para exigir que revoquen el nombramiento de Guadalupe Bastian por presuntamente incurrir en faltas laborales, acoso laboral, hostigamiento y represalias en contra del magisterio y padres de familia de comunidades donde impartía clases.

Los afectados, adheridos al Centro de Trabajo (CT) número 342 refirieron que Guadalupe creó conflictos en el preescolar de la localidad El Tajín al autonombrarse e imponerse como directora del plantel, causando el rechazo de los papás de los alumnos.     

Mientras que en Morgadal Arenal, fue inhabilitada por presuntos cargos de maltrato infantil y agresividad contra los niños y niñas. Además – agregaron – cuando fue Asesora Técnica Pedagógica (ATP) se dirigía con prepotencia, autoritarismo y discriminación en contra de sus compañeros de trabajo. Por estas acusaciones, fue removida y reubicada en la Jefatura de Sector número 5.

Sus reclamos lo reforzaron con una carta, dirigida al gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez y al titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar García para denunciar públicamente las presuntas anomalías y arbitrariedades que habría cometido la actual supervisora escolar.

“No queremos trabajar con ella porque es una persona que hostiga, prepotente, conflictiva… Si algo nos llega a suceder, responsabilizamos a la maestra. No nos pueden obligar a trabajar con una persona así, con esos antecedentes”, expusieron durante su manifestación frente al la sede educativa, ubicada en la calle Buenavista del Barrio del Zapote.

La Supervisión Escolar abarca un total de 24 planteles educativos que comprenden los municipios de Papantla, Coatzintla y Gutiérrez Zamora.