• Más de 100 agresiones durante los últimos tres años y es de los cinco estados más violentos para ejercer el periodismo

Por José Martín

Papantla, Ver.- En Veracruz se han registrado más de 100 agresiones contra periodistas durante los últimos tres años, alertaron los integrantes de las organizaciones Reporteros Sin Fronteras y Artículo 19 durante el segundo aniversario del asesinato de la reportera, María Elena Ferral, ocurrido el pasado 20 de marzo del 2020.

Pedro, integrante de la organización Artículo 19, indicó que la violencia prevalece porque no existe prevención y atención directa con las autoridades y defensores de los derechos humanos. La crisis de violencia sobrepasó los mecanismos de protección.

En el caso de Elena Ferral – agregó- resalta porque desde el año 2016 y 2018, avisó y alertó ser víctima de violencia y amenazas que, por su labor periodística, estaba en riesgo, y donde están involucrados autoridades y grupos delincuenciales de la región.

Condenó que, a dos años del crimen, la Fiscalía General del Estado (FGE) mantiene en la impunidad el caso, no hay protección para las víctimas, no existen investigaciones. “Personas detenidas no es justicia. Es parte del proceso porque se tiene que llevar ante la justicia a los responsables, autores intelectuales y todas las personas involucradas en las agresiones”, expresó.

En su mensaje, el activista aseguró que el estado resalta a nivel nacional por la alta incidencia de agresiones y homicidios contra los trabajadores de medios de comunicación.

Recordó que, de acuerdo a las estadísticas registradas por la agrupación, del año 2010 al 2020, Veracruz se mantuvo dentro de los cinco estados con más agresiones de violencia contra la prensa en el país.

Mientras que, en la República Mexicana, desde el año 2000, están documentados más de 150 asesinatos de periodistas.  

En tanto, la representante de Reporteros sin Fronteras (RSF), Balbina Flores Martínez refirió que el asesinato dejó al descubierto lo que se ha ido convirtiendo en un patrón constante en los asesinatos de periodistas en México, la presencia de la narco política y su aliada la impunidad.

Por el crimen de María Elena Ferra, a la fecha, seis personas permanecen detenidas por el caso; hombres considerados «sacrificables» en las filas de la delincuencia al ser los presuntos autores materiales. El resto —presuntos autores intelectuales—, están prófugos.