Por José Martín

Papantla, Ver.- Vendedores ambulantes y artesanos se inconformaron debido a que el ayuntamiento les triplicó el costo de los permisos por permitirles trabajar en las calles céntricas por las celebraciones de Semana Santa.

 

Con sus recibos en manos, los comerciantes exhibieron el encarecimiento de los permisos que les aplicó el gobierno municipal que encabeza el alcalde, Eric Domínguez Vázquez, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

 

El fin de semana pasada, sábado y domingo, vecinos de las comunidades arribaron en las inmediaciones de la iglesia Nuestra Señora de La Asunción para vender las hojas de palma y algunos productos artesanales, como parte de las tradiciones previo a las comparsas de judíos y el viacrucis.

 

Sin embargo, durante el día, fueron interceptados por los inspectores de la dirección de comercio para cobrarles las cuotas respectivas para dejarlas trabajar sobre la vía pública.

 

Una de las inconformes declaró que, en los gobiernos municipales anteriores, sólo les pedían 50 pesos para dejarlas laborar durante dos días.

 

Pero con Eric Domínguez Vázquez, de Morena, la cuota se elevó hasta 150 pesos, y por día, situación que irritó a los vendedores y artesanos que cada año se instalan frente a la parroquia principal, ubicado a escasos metros del Palacio Municipal de Papantla.

 

«Antes pagaba $50 por dos días de venta y ahora son $150 por día, aparte debemos pagar el transporte, la comida, ya la ganancia es poca, también somos de Papantla, venimos de localidad a vender, no es justo que nos cobren caro», externó una de las mujeres preocupadas por el encarecimiento de los permisos.