• Hay servicios para un promedio de 130 mil derechohabientes y los medicamentos están disponibles, aseguró la directora de la UMF, Claudia Andrea Fernández Acosta

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- La demanda de servicios médicos incrementó en los consultorios de primer nivel del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ante la pandemia del Covid-19 que comenzó hace más de dos años.

Sin precisar cifras, la directora de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 73 del IMSS, Claudia Andrea Fernández Acosta aseguró que, tras el embate del coronavirus, aumentó la actividad económica y también las cifras de derechohabientes en la región del norte de Veracruz.

Además – agregó – a más de dos años de la contingencia sanitaria, el IMSS reanudó al cien por ciento las atenciones en el hospital y la clínica de la UFM, bajo las indicaciones de la nueva normalidad, implementada por la Secretaría de Salud (SS).

La Unidad de Medicina Familiar número 73 está integrada por 19 consultorios médicos, donde brinda atenciones médicas a un promedio de 130 mil derechohabientes que provienen de los municipios de Cazones de Herrera, Tihuatlán, Coatzintla y Poza Rica.

En otros temas, con relación a los medicamentos, Claudia Andrea Fernández indicó que el Seguro Social está dentro de los límites de los valores de suministro, aunque reconoció que, en ocasiones, algunas claves (medicinas), suele tener desabasto, pero inmediatamente recurren a otras estrategias para abastecer a los pacientes.