• Esta enfermedad es desconocida, la confunden con leucemia, pero podría estar atacando la vida de niños, niñas y adolescentes

Por José Martín

Coatzintla, Ver.- La anemia falciforme es una enfermedad hereditaria y desconocida, pero varias personas e incluso menores de edad, podrían padecerla, pero no lo saben. La mayoría de los casos son detectados en etapas muy avanzadas, otras no las diagnostican o incluso, la descubren después de la muerte del paciente debido a la falta de información de estudios clínicos y del propio padecimiento.  

La joven Nora Lidia Vázquez Bringas, egresada de la carrera de odontología de la Universidad Veracruzana (UV), declaró que existe un gran desconocimiento por parte de las unidades médicas y los laboratorios de la región y del país sobre la presencia de células falciformes en niños, niñas, adolescentes y adultos.

Las principales características de un portador son, pálido – amarillento de la piel, cara o los ojos, demasiado cansancio al caminar, subir escaleras, correr y fuertes dolores en los órganos del cuerpo sin motivo aparente, así como inflación en las manos y los pies.

A pesar de los múltiples síntomas, los médicos e incluso laboratoristas “fallan” durante la realización de análisis clínicos a los pacientes debido a que no le dan importancia las manifestaciones. Requieren profundizar sus estudios sobre la presencia y el funcionamiento de las células que portan las personas. Una de las formas para detectarla oportunamente es la inducción de drepanositos que permite localizar los rasgos de este malestar.

Hace tres años, a Nora Lidia, después de varios estudios clínicos, le diagnosticaron que padece anemia falciforme. Desde su niñez y parte de su juventud padeció la enfermedad, pero nunca lo supo hasta que se sometió o un análisis de biometría hemática.

Hace varios años, su mamá murió a causa de este padecimiento, pero los médicos jamás descubrieron que se trataba de la anemia falciforme.

Sara, lucha contra la anemia por sobrevivir

Hace casi tres años, la pequeña Sara Madai, después de sufrir constantes descompensaciones en su salud e innumerables análisis de laboratorios, le fue detectada la anemia falciforme.

Dentro de un mes cumplirá 7 años de edad, y durante un trienio está sometida bajo tratamientos médicos intensivos para controlar la enfermedad que desde sus primeros dos años comenzó a padecerla, pero jamás lograron detectarla.

Su mamá, la señora Ruth Elena Hidalgo Torres, de la ciudad de Poza Rica, declaró que desde que nació su hija presentó un color amarillento en la piel y ojos, después, con el transcurso de los años, comenzó a tener crisis agudas y dolores en varias partes y órganos del cuerpo.

Su pediatra, erróneamente, durante dos años, le estuvo recetando medicamentos que contienen hierro con la intención de reforzar sus niveles de hemoglobina. Pero el estado de salud de la menor no mejoró, y la recomendación del médico fue canalizarla a estudios para saber si se trataba de leucemia.

Fue hasta los cuatro años de edad cuando le confirmaron que se trataba de esta enfermedad hereditaria. Y desde entonces está en tratamiento médicos rigurosos que le han permitido mejorar su calidad de vida.

Unidos contra la anemia falciforme

Por representar un riesgo de salud pública, los representantes de la organización Agentes de la Transformación de México “Agentes MX”, firmaron un convenio de colaboración social con la fundación Drepanodom México para lanzar una campaña de concientización, difusión y orientación sobre la anemia falciforme en las unidades médicas y los laboratorios de la zona norte de Veracruz.

El director del grupo Agentes Mx con sede en Coatzintla, Israel Dimas Medina declaró que la intención es coadyuvar en las acciones de prevención de enfermedades y protección de la salud de las familias de la región, y hasta de otros estados de la República Mexicana.

El convenio de colaboración consiste en vincular las clínicas particulares, los centros médicos y hasta el propio Gobierno del Estado para informar a la ciudadanía sobre esta enfermedad que se propaga en la población y en la mayoría de los portadores no lo sabe, situación que los mantiene en peligro de muerte ante cualquier descompensación en su salud.

A su vez, exhortó a los empresarios locales y regionales a sumarse a esta cruzada de protección a la salud de las personas, contribuyendo en la distribución de folletos, carteles, instalación de lonas y difundir en las redes sociales, sobre la anemia falciforme que atenta contra la vida de muchos niños, niñas y jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *