Por José Martín

Coatzintla, Ver.- El ayuntamiento denunció ante el Centro de Conciliación Laboral, la asignación de basificaciones de los 36 ex colaboradores cercanos de la ex alcaldesa, Patricia Cruz Matheis para determinar la legalidad o irregularidad de las plazas autorizadas bajo la complicidad de los dirigentes del Sindicato Único de Empleados y Trabajadores Mártires de Río Blanco de Coatzintla.

Mientras tanto, con pancartas colgadas, los trabajadores mantienen una huelga frente al Palacio Municipal para exigir el reconocimiento y la reasignación a sus actividades laborales con argumentos de que tienen más de 21 años de antigüedad.

De acuerdo con información oficial, el ayuntamiento apeló ante el órgano de conciliación, la presunta irregularidad del proceso de asignación de las plazas a los sindicalizados, los cuales están identificados como personas de absoluta confianza de la ex presidenta municipal, Patricia Cruz Matheis.

El proceso aún está bajo observación e investigación por parte de las autoridades estatales para determinar si existe o no, anomalías en la distribución de basificaciones.

El pasado 4 de enero, el alcalde César Ulises García Vázquez denunció públicamente que su antecesora, incrementó drásticamente la plantilla laboral, incluso, llegó a duplicar el personal en áreas donde no se requiere, particularmente en funciones administrativas, pero ninguna en departamentos operativos.

Entre los beneficiados se encuentran desde la entonces asistente personal de la alcaldesa hasta el chofer.

En los documentos de los “sindicalizados”, detectaron que el gobierno pasado realizó nombramientos, sustitución y jubilaciones, dando un total de 36 basificaciones.