• Desde hace casi 40 años prevalecen escurrimientos de crudo en colonias. La primera “chapopotera” natural de hidrocarburo comenzó entre los años 1985 a 1988

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Desde hace casi 40 años, Poza Rica padece de escurrimientos de hidrocarburo en al menos tres colonias, y se esparcen entre las viviendas, contaminan uno de los arroyos que cruza la ciudad y desemboca en el río Cazones.

Se trata de fugas de crudo que la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) las cataloga como «chapopoteras» naturales, indicó el director municipal de ecología y medio ambiente, David Carrión Toledo al recordar que la primera «mancha» ocurrió entre los años 1985 a 1988 en el afluente «El Huéleque».

Uno de los derrames de petróleo prevalece en el municipio inicia desde las calles Ignacio Zaragoza, 16 de Septiembre y 5 de Febrero de la colonia Francisco I Madero, ubicado en las partes bajas del Cerro del Abuelo casi en colindancia con el núcleo habitacional Agustín Lara.

La segunda zona afectada comienza entre las colonias Las Granjas y Palma Sola, se extiende a través del arroyo «Salsipuedes», cruza el sector poblacional 27 de Septiembre y el fraccionamiento La Floresta hasta desembocar en las corrientes de agua del río Cazones.

Mientras que en las inmediaciones de los accesos del Río Tamesí de la colonia Laredo, los escurrimientos provienen de un pozo petrolero registrado ante Pemex, el cual estiman tiene una sarta que a profundidades de Poza Rica tiene entre mil 800 a 2 mil 500 metros de profundidad. “La chapopotera no tiene tubería, es un brote natural que no tiene una infraestructura de recuperación de hidrocarburo”, expuso.

«Son chapopoteras naturales donde no se pueden realizar infraestructura para garantizar que no se va a derramar el hidrocarburo», refirió el servidor público al asegurar que Pemex atiende estos casos a través del Programa de Recuperación de Hidrocarburo.

David Carrión Toledo aseguró que, en estos incidentes, Pemex atiende inmediatamente las solicitudes de intervención que realiza el gobierno municipal para evitar mayores daños al medio ambiente, los recursos naturales y afectaciones a las familias que residen en estas colonias de Poza Rica.