Por José Martín

Tihuatlán, Ver.- Inundados amanecieron un promedio de 150 familias de la colonia Plan de Ayala. Las lluvias provocaron que los drenajes colapsaran y brotaran aguas negras en los domicilios, además, los afectados culparon también a la Conagua por dejar una obra inconclusa.

Durante la madrugada de este miércoles, las lluvias provocaron estragos en las viviendas que se ubican en la zona conocida como “El Vado”, una de las partes bajas del núcleo habitacional.

En ese sector, una de las afectadas que dijo llamarse Verónica San Juan declaró que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dejó con algunos desperfectos la obra de drenaje pluvial que construyó en las inmediaciones del muro de contención.

Desde hace varios meses reportaron la situación y el riesgo que les representaba las líneas subterráneas, sin embargo, jamás fueron atendidas por parte de las autoridades.

“Nosotros pedidos que la Conagua tome cartas en el asunto, como el caso del arreglo de la tubería y otras áreas que permita el desagüe de las aguas negras, misma que no tiene salida tan solo con las primeras lluvias y eso provoca que nuestro drenaje colapse”, reprochó.

Los afectados fueron auxiliados por el personal de protección civil, voluntarios de contraincendios y enlace regional de Protección Civil.

Mientras que el director municipal de Protección Civil, Ismael Callejas Guzmán, aseguró que está en gestiones la adquisición de una bomba para succionar las aguas negras y así evitar inundaciones o encharcamientos por fallas en el sistema de los drenajes.