Por José Martín

Papantla, Ver.- El pasado martes 30 de marzo se cumplió un año del asesinato de la periodista, María Elena Ferral Hernández, y hasta la fecha, la Fiscalía General del Estado (FGE) sólo ha detenido a seis de un total de 11 personas involucradas como autores materiales e intelectuales del crimen.

Los detenidos permanecen en el Centro de Reinserción Social (Cereso) mientras enfrentan la vinculación a proceso por los delitos que se le imputan, entre ellos, el regidor priísta, Efraín “N” y el reportero José “N”.

Antes de ser asesinada el pasado 30 de marzo 2020, María Elena Ferral denunció que recibió amenazas de muerte en su contra por parte del ex diputado local priista, Basilio Picazo Pérez.

La tarde de este martes, un grupo de comunicadores y entre ellos, la hija Fernanda Ferral de Luna acudieron a la tumba de María Elena Ferral, localizada en el panteón municipal Santísima Trinidad, y así también en el sitio donde fue atacada para depositar una ofrenda floral del primer aniversario luctuoso. 

En entrevista, Fernanda exigió justicia para su mamá al igual para todas las víctimas de la inseguridad que prevalece en el estado de Veracruz, particularmente de la zona norte de la entidad. 

En abril del año pasado, a través de las redes sociales, filtraron los nombres de las 11 órdenes de aprehensión que les giró la Fiscalía General del Estado presuntamente involucradas en el homicidio de la periodista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *