• El fuego ha consumido casi 700 hectáreas de predio y ya suman 77 incendios durante los meses de enero a mayo

Por José Martín

Papantla, Ver.- En casi cuatro meses, Papantla ha registrado 77 incendios, y han devastado, en promedio, 670 hectáreas de terrenos, informó el director municipal de Protección Civil, Othón Gutiérrez del Ángel.

De ese total, 32 han sido por quemas forestales, 36 en pastizales y nueve en casas – habitación.

Entre las zonas más afectadas se encuentra la comunidad de Cruz Verde, donde una quema agrícola se salió de control, y consumió 120 hectáreas de predio, mientras que en la colonia Ampliación Adolfo López Mateos se registró el incendio más extenso que duró ocho horas continuas, y donde fue necesario el apoyo de más de 20 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para sofocar las llamas.

Al repescto, el alcalde Eric Domínguez Vázquez indicó que Papantla está considerado como uno de los municipios que registra hasta cuatro incendios diarios, por lo que asistió a una reunión con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez en el puerto de Tuxpan.

Dijo que, en materia de protección civil, los siniestros es un tema muy preocupante que perjudica a las familias de la Ciudad que Perfuma al Mundo.

“Papantla es uno de los puntos donde casi tres o cuatro incendios diarios se están dando… es muy preocupante”, externó a los ganaderos y representantes de la Asociación Ganadera Local (AGL) que asistieron a una reunión informativa y entrega de vacunas contra la rabia en el ganado.

Actualmente el departamento de bomberos sólo está integrado por 11 elementos que se dividen en guardias para atender las emergencias a las que son requeridos, tanto en las colonias, los barrios y las comunidades de Papantla.

El área dispone de sólo dos unidades motrices para combatir el fuego.

De acuerdo con información del departamento de bomberos, los incendios registrados en el municipio son causados por quemas de basura, donde las personas por descuidos o negligencia, no acatan las medidas preventivas, ocasionando que el fuego se extienda hacia otros pastizales, montes o predios.