Por José Martín

Coatzintla, Ver.- Habitantes de cinco comunidades permanecen sin suministro de agua debido a que sujetos desconocidos robaron algunas piezas y el cableado eléctrico del sistema de rebombeo, ubicado en la localidad de Corralillos.

El ayuntamiento interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para dar con los responsables, mientras tanto, mantienen las gestiones para reparar los daños que causaron a las instalaciones y usuarios de las zonas rurales.

Tras el robo resultaron afectados los pobladores de las localidades como Palma Sola, Santa María, Benito Juárez, Úrsulo Galván y San Isidro.

La construcción del sistema múltiple de abasto del vital líquido fue construida por el ayuntamiento, hace varios años, pero es administrado por un comité vecinal de esas zonas rurales que se encarga de cobrar el servicio, con cuotas mínimas, y el dinero recaudado, es utilizado para pagar los gastos de luz y mantenimiento a los equipos de bombeo.

El pasado 14 de junio, también sujetos desconocidos sustrajeron ilegalmente cableado eléctrico y otros materiales en el cárcamo de rebombeo del fraccionamiento Faja de Oro, que dejó sin servicio a un promedio de 600 familias de los sectores habitaciones Pueblo Nuevo y Geovillas del Real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *