Por José Martín

Papantla, Ver.- Con alambres de púas y lonas, habitantes del ejido Rodolfo Curti bloquearon los accesos a las instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) para exigir los pagos por el uso de suelo de varias hectáreas que utilizan desde hace varios años. 

Molestos, los inconformes instalaron un portón hecho de palos y alambres de púas para cerrar el paso de los camiones al servicio de Pemex y de empresas extranjeras que operan los pozos petroleros ubicados en esa zona rural. 

Los ciudadanos aseguraron que la Empresa Productiva del Estado les adeuda lo correspondiente al uso de suelo de varias hectáreas que ejido, donde además de yacimientos, también construyó instalaciones para el manejo y bombeo de petróleo. 

También reprocharon los daños y contaminación ambiental que ha causado Pemex hacia el arroyo El Frijolillo, mantos acuíferos, así como devastación de varias hectáreas de cultivos, desde maíz, frijol y cítricos, principalmente. 

En esa zona, desde hace más de cinco años, permanece una fuga de aguas congénitas que ascendería entre 8 a 10 mil litros diarios que se extienden hacia otros ejidos como Santa Rosa y Luis Valenzuela, de Papantla, hasta llegar al río Tecolutla y finalmente desemboca en las costas del Golfo de México. 

Por esa situación, los pobladores mantuvieron bloqueado durante varias horas la batería de separación, la planta deshidratadora, la casa de bombas y planta de transferencia de agua congénita, los cuales conforman el campo “San Andrés II”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *