“Duele en el alma»: Maricel Torres tras hallazgo de restos humanos calcinados

0
140

– Más de mil fragmentos de huesos quemados fueron hallados en «La Loma», del municipio de Tihuatlán

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- «Duele mucho… duele en el alma ver en qué se convierten cuerpos», narra la señora Maricel Torres Melo al recordar las escenas de cómo hallaron y desenterraron más de mil fragmentos de huesos humanos, calcinados, en un predio de la comunidad «La Loma» del municipio de Tihuatlán.

Bajo fotografías de personas desaparecidas, atadas en las ramas del «Árbol de la Esperanza», la integrante del colectivo de Familiares en Búsqueda María Herrera Poza Rica, Maricel Torres Melo declaró que también encontraron partes de piernas y brazos que hasta el momento no están identificados.

«Para nosotros, se siente, duele mucho, duele en el alma ver en qué se convierten cuerpos, porque ahí no solo fue un cuerpo quemado, fueron varios», expresó al recordar de qué forma encontraron y desenterraron los restos humanos que podrían ser de sus seres queridos que permanecen extraviados en la zona norte de Veracruz.

El hallazgo fue hecho por los familiares de personas desaparecidas y autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR), así como de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz. Los hechos ocurrieron la semana pasada en el municipio de Tihuatlán.

Los fragmentos de huesos permanecen resguardados por la policía científica de la FGR, para proceder con sus respectivos análisis de laboratorios con el objetivo de identificarlos a través de estudios de ADN, y posteriormente entregarlos a sus familiares.

Los propios pobladores de esa zona narran que veían llegar hombres, veían las llamas y la lumbre durante las noches, pero por temor a represalias, callaban sobre los acontecimientos, donde hasta hace poco, los familiares de las víctimas de desaparición, descubrieron que era cuando quemaban los cuerpos de las personas.

Maricel Torres Melo es madre del joven Iván Eduardo Castillo Torres, quien fue “levantado” por policías municipales el pasado 25 de mayo del 2011.