• Por presuntas irregularidades, malos manejos y corrupción en el centro hospitalario

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Desde hace dos días, el Hospital Regional de Poza Rica es supervisado por parte de las autoridades de la Secretaría de Salud (SS) federal y estatal por presuntos malos manejos, irregularidades y corrupción en las atenciones de los derechohabientes de más de 50 municipios de la zona norte de Veracruz.

Este viernes 05 de agosto, el titular de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver), Gerardo Díaz Morales llegó sorpresivamente al nosocomio para supervisar las condiciones de las áreas médicas y las supuestas anomalías que han señalado los integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA).

Algunas de las áreas que recorrió diversas áreas del edificio, desde el ingreso de las personas, las condiciones de las especialidades, los laboratorios clínicos y urgencias, dónde pudo conocer directamente las necesidades y las demandas de los pacientes y sus familiares.

En su recorrido, Díaz Morales constató que hay carencias de mobiliarios, medicamentos relacionados con la hemoglobina, glucosilada, además de aparatos clínicos descompuestos. También confirmó que existen carencias en las extensiones de las telefonías fijas, los baños están inservibles o las puertas caídas.

De acuerdo con información filtrada por los propios empleados, Gerardo Díaz Morales habría regañado al director del Hospital Regional de Poza Rica, Rubén Vázquez García frente al personal y pacientes porque no había reactivos para los estudios de laboratorios y en los consultorios.

El recorrido en el Hospital Regional de Poza Rica lo realizó de manera privada, sin acceso a los medios de comunicación. Después, el secretario de salud se trasladó a un centro de salud de la ciudad y más tarde en la Jurisdicción Sanitaria número tres, ubicada en la colonia Morelos, donde se habría reunido con trabajadores inconformes por las condiciones laborales y las carencias que padecen los centros de salud.