Sorprenden a taxistas abusivos

0
3
  • Transporte Público realizó operativos contra el alza ilegal a las tarifas del pasaje entre Poza Rica y Papantla

Por José Martín

Poza Rica, Ver.- Las delegaciones de Transporte Público de Papantla y Poza Rica realizaron operativos contra el alza ilegal de los precios del pasaje, y así, garantizar que los usuarios paguen lo justo y autorizado por el gobierno de Veracruz.

Este miércoles 18 de enero, los elementos adscritos a ambos municipios «sorprendieron» a los trabajadores del volante que mantenían cobros excesivos que van desde los 12 hasta 30 pesos en las rutas colectivas que conducen al Kilómetro 47.

Gracias a las inspecciones, los ciudadanos reportaron a los conductores de las unidades de alquiler que, desde hace varios días, impusieron la tarifa de hasta 30 pesos por persona desde el sitio conocido como La Guadalupe al centro de la ciudad de Poza Rica.

Los ruleteros argumentaron que, por acuerdo general, portarían un documento con el que justificarían que, por los altos costos de refacciones, combustible y entre otras cosas, elevarían las tarifas a pesar de que la Dirección General de Transporte del Estado (DGTE) les negó.

Además de que insistieron en que, tras una reunión donde presuntamente los subagentes municipales y el delegado de Transporte Público del municipio de Papantla habían autorizado el aumento, el cual también fue desmentido.

A pesar de ello, las autoridades exhortaron a los taxistas a respetar las tarifas establecidas.

El delegado de Transporte Público de Poza Rica José Luis Hernández Castillo indicó que las autoridades estatales no han autorizado el incremento, por lo que las personas deben de dar solamente los 10 pesos que estipula, entienden que la situación para todos es complicada, pero no hay incremento en el costo del pasaje.

Por su parte el delegado del municipio de Papantla Luis Alberto Pérez Corona manifestó a la población a reportar a los ruleteros que les estén cobrando de más o los maltraten por no pagar los 13 pesos o cualquier acción mal intencionada que tengan con los usuarios, para que ellos puedan atender el reporte ciudadanos.