Por José Martín

Tihuatlán, Ver.- Habitantes de la comunidad Kilómetro 9 solicitan apoyos para concluir la reconstrucción de la vivienda de una familia de personas con discapacidades y enfermedades crónico degenerativas.

Se trata del caso de tres varones que tienen capacidades diferentes, y además enfrentan las secuelas de la diabetes, hipertensión y minusvalidez; los vecinos, con recursos propios, «levantaron» una casa con maderas y palos para mejorarles las condiciones de vida que tenían antes de llegar a esa localidad.

El señor Pedro Avelino Martínez, de 78 años de edad, padece de ceguera desde hace ocho años, no escucha, es hipertenso y tiene diabetes. Por sus condiciones de salud, le es imposible valerse por sí mismo, además de que requiere de pañales para adultos, medicamentos de control y cuidados para su aseo personal.

Su hijo, Manuel Avelino Martínez, de 54 años de edad, también padece diabetes, enfermedad que lo dejó en una silla de ruedas por complicaciones. Desde entonces permanece inmóvil, con serios deterioros en su salud, hinchazón y daños en tejidos de la piel en ambos pies.

Su piel se ha tornado de color amarillento y palidez en la cara. Necesita de medicinas para controlar los avances del padecimiento que tiene, así como la deformación de sus huesos con los que comenzó a enfermarse.

El tercer integrante de la familia es el joven Antonio Avelino Martínez, de solo 32 años de edad, quien, desde pequeño, sufre de discapacidad mental e intelectual, así como dificultades para comunicarse con el resto de las personas. Él, con realizar mandados a la tienda o ser ayudante en alguna construcción, se gana algunas monedas que los usa para los gastos de sus familiares.

Recientemente los beneficiaron con los programas del gobierno federal, pero sus apoyos son insuficientes, los usan para comprar fármacos, pañales desechables y alimentación.

El señor Ignacio Martínez y su familia, desde hace varios años, asumieron la responsabilidad de hacerse cargo de ellos tres, desde traerlos de su lugar de origen hasta brindarles alimentación, higiene, moverlos de un lugar otro dentro de su casa y recientemente con la reconstruir su domicilio para tratar de mejorarles su calidad de vida.

Por los padecimientos que tienen, Ignacio Martínez declaró que requieren apoyos para adquirir con sus medicamentos de control, paquetes de pañales para adultos y también, de materiales de construcción para acondicionarles el piso, las puertas y ventanas.

Él y su familia viven del campo. No tiene un salario fijo, mantiene a su familia de los productos agrícolas que vende, por lo que se le complica absorber todos los gastos que generan sus vecinos, a quienes los reubicó dentro de su propiedad.

Por esa situación solicita el apoyo de los ciudadanos, ya sea en especie o en efectivo a través de la cuenta bancaria saldazo 4766 8410 6812 0594. Lo que recauden será para concluir la casa que les construyó con maderas. Cualquier información pueden comunicarse a los números telefónicos 7821340018 y 7828202700.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *